DECRETO 118/2005, de 27 de octubre, por el que se crea la Comisión de Calidad del Aire de la Comunidad de Madrid.

Sección:C - Otras Disposiciones
Emisor:Consejeria de Medio Ambiente y Ordenacion del Territorio
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

DECRETO 118/2005, de 27 de octubre, por el que se crea la Comisión de Calidad del Aire de la Comunidad de Madrid.

Mediante el Decreto 180/2000, de 20 de julio, por el que se crea la Comisión Regional de Alerta por Ozono, la Comunidad de Madrid se dotó de un órgano colegiado con competencias para coordinar, valorar, proponer y protocolizar la adopción de medidas inmediatas en caso de que se supere o se prevea superar el umbral de alarta por ozono, regulado en el Real Decreto 1494/1995, de 8 de septiembre, sobre contaminación atmosférica por ozono.

Posteriormente el Real Decreto 1073/2002, de 18 de octubre, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente en relación con el dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, óxidos de nitrógeno, partículas, plomo, benceno y monóxido de carbono, incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 96/62/CE del Consejo, de 27 de septiembre de 1996, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente, conocida como Directiva marco, emanada del quinto programa de acción en materia de medio ambiente. Esta Directiva obedece a un planteamiento integrador de la calidad del aire, en cuanto a su evaluación, gestión y objetivos de calidad que han de alcanzarse mediante una planificación adecuada. También transpone la Directiva 1999/30/CE del Consejo, de 22 de abril, relativa a los valores límite de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, óxidos de nitrógeno, partículas y plomo en el aire ambiente, así como la Directiva 2000/69/CE del Parlamento y del Consejo, de 16 de noviembre de 2000, sobre valores límite para el benceno y el monóxido de carbono.

Asimismo, el Real Decreto 1796/2003, de 26 de diciembre, relativo al ozono en el aire ambiente, incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2002/3/CE, del Parlamento y del Consejo, de 12 de febrero de 2002, que establece el nuevo régimen jurídico comunitario sobre el ozono troposférico presente en la baja atmósfera.

Mediante esta normativa estatal de carácter básico se establecen umbrales de alerta para el dióxido de azufre y el dióxido de nitrógeno, entre otros, y se modifican los umbrales de información y de alerta ya existentes para el ozono, determinándose que las Administraciones competentes adoptarán las medidas necesarias de urgencia tendentes al restablecimiento de las concentraciones de los contaminantes regulados por debajo de los umbrales de alerta y de información a la población, cuando se superen o se prevea que se van a superar los citados umbrales de alerta.

En...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA